1. 1987
    Un año que marcó trágicamente el futuro de Reinosa


    Trabajadores y guardias civiles se enfrentaron en las calles. La grave situación laboral derivó en una "batalla" que duró semanas.

    En los primeros días de 1987, nadie llegó a imaginar que aquel iba a resultar un año transcendental, trágico, y decisivo para la historia de Reinosa. Estos sucesos marcaron un antes y un después nada positivo para la evolución social, industrial y económica del municipio.

    La calma comenzó a desestabilizarse por las situaciones de crisis que afectaban a las dos principales factorías locales, "Forjas y Aceros" y "Cenemesa". Mientras en la primera se gestaba un proceso de reconversión industrial que afectaría a varios cientos de puestos de trabajo,en la segunda ( Cemesa)
    la situación se planteaba más delicada, con una amenaza de cierre casi decidida que, al final se evitó con la entrada de la firma "ABB".

    Tras varias jornadas de acciones reivindicativas (basadas en huelgas, encierros y manifestaciones) protagonizadas por los trabajadores de ambas empresas.


    El día 12 de marzo, en una operación perfectamente coordinada, una unidad especial de la Guardia Civil, tras una desmesurada carga, logró liberar al presidente de Forjas y Aceros, Enrique Antolín, retenido desde el día anterior por los trabajadores en una dependencia de la empresa, y trasladarle al País Vasco para jurar su cargo como nuevo consejero de Obras Públicas. La operación terminó en una auténtica batalla campal que, posteriormente, se trasladó al casco urbano de la ciudad, en donde continuaron las cargas policiales, repelidas de forma contundente por los propios trabajadores y vecinos, con escenas de especial convulsión, sobre todo cuando un grupo de guardias civiles, procedentes de distintos puestos de la región, fueron acorralados, y algunos de ellos desarmados por los manifestantes, resultando varios efectivos con heridas de cierta importancia.
    Estos sucesos colapsaron la ciudad y conmocionaron a toda la región,teniendo un gran impacto y repercusión a escala nacional.


    La jornada finalizó con una multitudinaria manifestación, unas ocho mil personas, que culminó en la Plaza de España, en donde los sindicalistas y representantes de los trabajadores solicitaron la dimisión del entonces delegado del Gobierno, Antonio Pallarés.
    En fechas posteriores, las peticiones de dimisión se ampliaron al entonces ministro del Interior, José Barrionuevo; al alcalde de Reinosa, Daniel Mediavilla, y, por supuesto, la dimisión fulminante de quien años más tarde terminaría con sus huesos en la cárcel, Luis Roldán, director que fue de la Guardia Civil.

    A partir de esta jornada, las movilizaciones y los actos de protesta en la ciudad se fueron sucediendo, casi a diario, convocados por los sindicatos y representantes de los trabajadores.


    Estos acontecimientos coincidieron con la campaña electoral de los comicios municipales y regionales de 1987, y tuvo como protagonistas en la ciudad a los primeros espadas de algunas de las formaciones, como el líder de AP, Antonio Hernández Mancha, y de IU, Gerardo Iglesias, así como destacados dirigentes del PSOE, como fue el caso de José Luis Corcuera.

    El 3 de julio, los trabajadores de Forjas y Aceros, unos mil quinientos, fletaron 22 autobuses para manifestarse de nuevo en Madrid, ante el Instituto Nacional de Industria y el Ministerio de Industria. La manifestación, a la que se sumaron líderes sindicales nacionales , se desarrolló sin incidentes. El acto reivindicativo sirvió para conseguir un compromiso en firme para retomar las negociaciones que se encontraban rotas o suspendidas. En fechas posteriores, las negociaciones se volvieron a romper al insistir la dirección de Forjas y el INI en la reapertura del expediente para la rescisión de 463 puestos de trabajo. Tras una serie de nuevas manifestaciones en días alternativos, el martes, 28 de julio, se celebró una huelga general en la comarca convocada por los trabajadores de Forjas y Aceros. A pesar de las numerosas y agotadoras jornadas reivindicativas, aprovechando la etapa de vacaciones, la Dirección General de Trabajo procedió a la aprobación del expediente de 436 excedentes laborales de Forjas y Aceros.


2. Convenio de colaboración "La Flota de Embarcaciones Náuticas de Recreo en Cantabria: Estructura, Tendencias e Importancia Económica".**



Esta investigación pretendió determinar la importancia cuantitativa del sector , tanto desde el punto de vista de su magnitud presente y futura como de su aportación al PIB regional. Se trató con dicha evaluación de llenar un vacío existente por la inexistencia de trabajos del sector y al mismo tiempo proporcionar una herramienta o ayuda informativa que pudiera servir de apoyo a las autoridades regionales.


1988- CAMBIOS POLÍTICOS

En enero, el 12 siendo más precisos, los partidos vascos (salvo Herri Batasuna) firmaron el pacto de Ajuria Enea, un acuerdo unánime para la pacificación y la normalización de Euskadi.

Así mismo, el 15 de enero, Francisco Fernández Ordóñez (Ministro de Asuntos Exteriores) anunció que tras año y medio de negociaciones, Estados Unidos aceptó retirar de España, en un plazo máximo de tres años, los 72 aviones F-16 que estaban estacionados en Torrejón.

El 28 del mismo mes, ETA anunció a través de un comunicado en el diario vasco Egin, su disposición a mantener un alto el fuego de 60 días a cambio de que el Gobierno reiniciara inmediatamente los contactos en Argel con la organización terrorista.



El Premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel 1988

"for his pioneering contributions to the theory of markets and efficient utilization of resources" "por sus contribuciones pioneras a la teoría de los mercados y la utilización eficiente de los recursos"